image

5 divertidos desayunos para preparar a tus niños

Si eres mamá o papá, abuelo, hermano, tío o cuidador de un niño pequeño, seguramente estés familiarizado con las pataletas que aparecen con cierta frecuencia a la hora de la comida, pataletas por la forma, textura, color y decenas de atributos que ni sabíamos que la comida tenía y que poco tienen que ver realmente con el sabor, así que si este es tu caso, ¡llegaste al lugar correcto!, aquí encontrarás 6 super ideas para preparar desayunos saludables y divertidos que le aportarán a tu niño el alimento que necesita mientras lo divierte.

1. Demos paso al camión de la fruta: Esta es una excelente idea para introducir frutas en el desayuno. Primero que todo, para las ruedas del camión puedes usar rodajas de kiwi, banano, mango o tu fruta de preferencia, mientras que para el frente del camión puedes usar jamón o queso y hacer uso de un molde impreso para cortar con precisión, seguidamente, para la parte de carga puedes hacer uso de un pan y “teñirlo” con arequipe, chocolate o mermelada y finalmente puedes llevar un cargamento de tu fruta favorita, en este caso, fresa.

2. Un desayuno fuera de este mundo: La mayoría de los niños sueñan en algún punto de su infancia con convertirse en astronautas y ¿qué más divertido que poder comer su propia obra espacial?

Este plato tiene 2 variaciones, puedes hacer las montañas, bandera, estrellas y visor del astronauta con queso o piña dependiendo si tienes más ganas de dulce o sal, para el astronauta puedes usar un pan y para los luceros arándanos o alguna otra fruta pequeña que ayude a dar más color.

3. Pájaros en la ventana: ¡Amantes de las fresas, este es su plato!, para elaborarlo necesitarás fresas, chocolate, arándanos y unas cuantas hojas pequeñas. Comienza elaborando las ramas donde tus pájaros se posarán, para hacerlo necesitarás chocolate derretido, podrás construir dichas ramas puedes usar un palillo o boquilla pequeña, seguidamente toma las hojas que conseguiste, nuestra recomendación es optar por hojas de menta que le darán un gran olor  y distribuirlas en las puntas de las ramas, el paso siguiente consiste en cortar las fresas a la mitad para hacer el pecho de tus pájaros, para la cabeza da a otra fresa una forma circular y para los brazos corta la mitad de tu fresa en otra mitad más pequeña, finalmente, usa una fruta pequeña como arándanos o moras para los ojos y una pequeña hoja para el pico. Si quieres ir un poco más allá, corta la parte superior de tus fresas y úsala como flores de adorno para tus ramas.

4. Un zorro amigo: Esta divertida opción es más sencilla de lo que parece. Comienza por ubicar hojas de lechuga en un plato para crear el fondo “selvático”, seguidamente corta un pan tajado con forma semi triangular para dar forma a la cara del zorro, deberás ubicar una rebanada de queso con la misma forma en la parte superior, como siguiente paso corta en un queso de otro color 2 pequeños triángulos para las orejas y uno más grande para el hocico, termina de dar forma a la nariz con un pequeño pedazo de fresa o jamón cortado en forma circular y usa este mismo ingrediente para hacer triángulos más pequeños para el interior de las orejas. Para crear sus ojos haz uso de arándanos o uvas y finalmente crea los detalles con un poco de mermelada o salsa de piña.

5. No te olvides de los más pequeños: Para finalizar, no podíamos dejar por fuera a los más pequeños, para la base podrás usar una compota o avena que de una textura espesa y permita que el resto de ingredientes se mantengan a flote, para dar forma a la cara del oso necesitarás contar con un plato redondo, rodajas de banano para las orejas y alguna pequeña fruta como arándanos o moras para los ojos y nariz, ¡eso es todo!

Esperemos que te hayas divertido leyendo estas recetas y que te animes a probar al menos una, si lo haces, no te olvides de compartirnos tu creación a través de redes sociales etiquetando nuestro perfil, ¡estaremos atentos!