image

Recetas para preparar con niños: Cupcakes de arcoíris

Si eres de nuestros lectores frecuentes ya sabrás que desde hace algunas semanas estamos hablando sobre los beneficios de introducir a los niños a la cocina desde pequeños, sino, es un buen momento para devolverte y hacer una lectura introductoria que te ayude a conocer los beneficios y además, las formas de protegerlos para que la introducción a este maravilloso mundo sea lo más segura y divertida posible.

Sin más preámbulos, ¡centrémonos en el artículo de hoy! si tus niños tienen entre 4 y 7 años y quieres introducirlos al mundo de la cocina pero aún no sabes cómo, esta es una receta imperdible que les permitirá explorar su creatividad y experimentar con colores y texturas en uno de sus postres favoritos: ¡los cupcakes!.

Los cupcakes de arcoíris son un postre que se construye con distintas capas de torta, cada una de diferentes colores de modo que al cortarlos por la mitad puedas ver un arcoiris. Si lo deseas, para darle un toque final puedes también añadir un glaseado de arcoiris o dejarlo de un solo tono, pregunta a tu niño y permite que se sienta integrado desde el inicio.

Aquí te contamos cómo hacerlos:

Porción: 10 – 12 cupcakes

Tiempo de preparación: 15 – 20 minutos

Tiempo de cocción: 25 minutos

Ingredientes:

Cupcakes:

  • 120gr de harina para todo uso
  • 140gr de azúcar
  • 40gr de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 1/2 taza de polvo para hornear
  • ⅛ cucharada de sal
  • 120ml de leche
  • Colorante de colores

Glaseado:

  • 1 taza de azúcar blanca
  • 1/3 taza de agua
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro o vinagre blanco
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 2 claras de huevo

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 325F.
  2. Coloca en un tazón la harina, el azúcar, el polvo para hornear, la sal y la mantequilla y bate hasta que todo esté integrado y se logre una consistencia arenosa. Si tienes a la mano una batidora eléctrica, úsala en velocidad baja, de lo contrario puedes usar las manos y permitir a tu niño que te ayude en el proceso.
  3. Agrega poco a poco la mitad de la leche y bate nuevamente hasta integrar.
  4. Mezcla el huevo, la vainilla y la leche restante, agrégalos a la mezcla y sigan batiendo hasta que esté suave.
  5. Divide la mezcla dependiendo de la cantidad de colores que quieras usar. Muestra a tu niño las opciones de colores y deja que sea él quien elija cuáles usarán.
  6. Agrega el colorante a cada una de las mezclas previamente separadas, a medida que lo agregues podrás ir viendo el color, si quieres mayor intensidad deberás añadir más gotas. Permite que tu niño te ayude con el proceso y que sea él quien decida qué tanto color usar, recuerda que los colorantes no afectarán el sabor del alimento.
  7. En tu molde para cupcakes comienza a añadir la mezcla por capas, añade una cucharada de cada tipo de color. Dado que la mezcla es pegajosa los colores no se mezclarán entre sí, ¡no te preocupes!
  8. Mete al horno tus cupcakes (en sus respectivos moldes) durante 20 a 25 minutos o hasta que puedas probar pinchando con un palillo de dientes y este salga seco.
  9. Deja enfriar a temperatura ambiente.
  10. Mientras tus cupcakes se enfrían puedes seguir con el glaseado: En una olla pequeña coloca el azúcar, el agua, el cremor tártaro y la sal y lleva a ebullición a fuego medio, revolviendo hasta que el azúcar esté completamente disuelta.
  11. En el tazón de la batidora coloca las dos claras de huevo, enciéndela batidora y agrega poco a poco el jarabe preparado, batiendo hasta que se formen picos firmes y baje la temperatura del tazón. Deberás batir por unos 7 minutos aproximadamente.
  12. Agrega la vainilla; si vas a agregar colorante, hazlo en este momento. Bate un poco más hasta integrar.
  13. Decora los cupcakes en compañía de tus niños y ¡disfruten!

Ponlo en práctica y compartenos en las fotos en nuestras redes sociales con el #Recetas Socoda.