image

Manos a la obra: 10 aspectos a tener en cuenta en la remodelación de tu cocina

*Ref: cocina Integral Monti

¿Sientes que tu cocina está desactualizada? ¿Qué se ve vieja y sin estilo? ¿Ya no cuentas con espacio suficiente o simplemente no te sientes a gusto? Manos a la obra, ¡es hora de remodelar!

Ya sea que tu cocina esté pidiendo un cambio a gritos o que simplemente te sientas con ganas de hacerlo (y cuentes con el presupuesto), una remodelación es siempre una buena idea, le devuelve la vida a un lugar y nos permite disfrutar de él como nunca antes al explotar su funcionalidad e incluso aumentar la valorización del hogar.

A la hora de remodelar tu cocina hay cientos de opciones, sin embargo, aquí nos centraremos en los 10 puntos que consideramos más importantes para que tengas en cuenta en tu proceso de remodelación:

  1. Haz un plan y apégate a él: establece tu presupuesto antes de dejar volar tu imaginación y crea un plan que te permita acogerte a él. Pequeños presupuestos no son sinónimo de pequeños cambios, solamente implican mejor optimización del dinero en la escogencia de materiales o adiciones más económicas. Revisa todos los cambios que quieres realizar, incluye el valor de los implementos y mano de obra, así sabrás cuánto te costará y no te llevarás sorpresas en el proceso.
  2. Piensa en tu estilo de vida: a la hora de hacer tu planeación piensa en ti y en el resto de personas que usarán la cocina. ¿Con qué frecuencia la usan? ¿Cocinan en grupo o solos? ¿Qué tanto tiempo planean pasar en ella? Esto te ayudará a saber qué tanto invertir, pero, además, entender qué tantas modificaciones son necesarias para satisfacer las necesidades de todos.
  3. Asegúrate de tener suficiente espacio: es divertido tener adornos, decenas de gabinetes o incluso una isla, sin embargo, ¿cuentas con espacio suficiente para todo lo que tienes en mente? Recuerda que una de las claves para una cocina acogedora es contar con suficiente espacio para desplazarte tranquilamente, cocinar en lugares muy pequeños es incómodo, hará que la experiencia de la cocina se convierta en una verdadera tortura y que quienes se encarguen de la cocina no vean la hora para salir de ahí.
  4. No olvides la ventilación: el olor de una carne asada o un salmón a la plancha son atractivos, despiertan los sentidos y nos invitan a comer. No obstante, no hay nada peor que tener que seguir conviviendo con el olor del almuerzo cuando ya estamos terminando la cena, por eso, a la hora de remodelar tu cocina privilegia la ventilación, todos los residentes de tu hogar te lo agradecerán.
  5. Un espacio bien iluminado es un espacio atractivo: a la hora de iluminar un espacio nuestro favorito siempre será la luz natural, sin embargo, cuando no es posible acceder a suficiente, la luz artificial puede convertir un lugar oscuro y aburrido en uno acogedor. Piensa, además, que no es solo cuestión de diseño, cocinar en un espacio oscuro puede generar amargas sorpresas.
  6. No todo se debe tirar a la basura: revisa qué de lo que tienes actualmente se puede rescatar, algunos gabinetes pueden cambiar con una mano de pintura, el piso puede mejorar con una pulida o las sillas del comedor pueden volver a la vida con un cambio de tapiz. No te despidas de nada hasta no comprobar que efectivamente ya no te prestará ningún servicio.
  7. ¿Cuántos gabinetes son suficientes?: piensa, ¿qué tantos gabinetes necesitas? Consigue los que se adapten a tus necesidades, no te fijes solo en el diseño exterior, la funcionalidad es fundamental y permite convertir simples gabinetes de un nivel para ollas, en un espacio para guardar ollas, cucharones y hasta cubiertos.
  8. ¿Qué hay de los electrodomésticos?: relacionado con el punto anterior, debes pensar cuántos electrodomésticos necesitarás y crear un espacio para ellos. A la hora de pensar en este punto no te dejes llevar demasiado, pregúntate una y otra