image

Cocina para Dummies: guía básica para principiantes

Te interesa la cocina, ¿pero no tienes la menor de idea de cómo comenzar? Has cocinado alguna que otra vez para ti, ¿sin embargo te aterra hacerlo para los demás? La buena noticia es que ¡estás en el lugar correcto! Nosotros también pasamos por eso y te queremos compartir algunas recomendaciones para que tu ingreso al mundo de la cocina sea más sencillo.


Empecemos por lo primero, cocinar no es tan difícil como puede parecer, incluso si jamás has cogido un sartén hasta hoy, ¡puede haber dentro de ti un chef esperando por despertar! Solo necesitas paciencia, unas cuantas recetas y los implementos correctos para comenzar.


A partir de hoy podrás encontrar aquí y en nuestras redes sociales consejos de recetas sencillas y algunas más elaboradas para preparar solo o acompañado y que con el tiempo puedas entrar en este fantástico mundo. Primero, antes de ponerte manos a la obra, estas son unas recomendaciones básicas que debes tener en cuenta:

  • Elige recetas fáciles: los nuevos comienzos pueden ser un reto, pero valen la pena, así que inicia con recetas fáciles y a medida que tu habilidad aumente, prueba subir el nivel. Si empiezas con recetas complicadas, puede que no logres el resultado deseado y frustrarte desde el primer intento.
  • Sigue la receta: ser creativo y probar nuevas combinaciones puede tener grandes resultados, sin embargo, si apenas estás comenzando es mejor que te apegues a la receta mientras conoces las combinaciones. Después de un tiempo aprenderás qué sabores y texturas funcionan mejor y podrás experimentar por tu cuenta.
  • Ten precaución al condimentar: los condimentos le dan el toque final a los platos, pero ten cuidado de no usar de más, antes de añadir aunque sea “un poco más” de sal, pimienta, azúcar, ajo o algún otro ingrediente, prueba el sabor y hazlo de a poco.
  • ¡Vigílalo!: vigila tu plato constantemente para asegurarte que no se queme, se seque o simplemente se pase de cocción.
  • Date tiempo: la cocina de un plato regular puede tomarte de 30 minutos a una hora, asegúrate de contar con tiempo suficiente, si entre semana es complicado para ti, espera al fin de semana para probarlo.
  • No te rindas: al principio a todos se nos quemó un huevo, nos quedó seca una carne o nos pasamos de sal en un pollo, es normal, no te frustres y sigue intentando.
  • Consigue los implementos necesarios: puede parecer obvio, pero distintos platos implican distintos implementos. Asegúrate de tener los necesarios para cortar, mezclar, cocinar, asar u hornear tu obra maestra.

Ya que cubrimos lo primordial y en sintonía con el punto anterior, estos son algunos de los utensilios básicos que no deben faltar en ninguna cocina:

  • Cuchillos: es imprescindible tener cuchillos y cuidado, porque ¡no cualquiera funciona! Existe gran variedad de cuchillos en el mercado y a medida que adquieras maestría comenzarás a notar la función de cada uno. Para empezar, necesitas algunos básicos: el de cocinero, el multiusos, el de sierra y el pelador.
  • Cuchara de palo: no es necesario que sea de madera, también puede ser en plástico, lo importante es que evites el metal, ya que este desgasta tus sartenes y ollas.
  • Tabla de cortar: al igual que la anterior, puede ser en plástico o madera, las necesitarás para la carne, pollo, cerdo o pescado, frutas o verduras y en general casi todos los ingredientes que tu receta puede necesitar.
  • Batería de cocina: finalmente, no te olvides de contar con sartenes, ollas y olla exprés. Consíguelos en distintos tamaños y estarás preparado para cocinar para ti o para un grupo completo.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan, recuerda que no hay ningún secreto, todo se resume en la práctica y el amor que le pongas a cada plato.