image

¿Cocina abierta o cerrada? Descubre cuál es la ideal para ti

Cocinas modernas, rústicas, con fuertes contrastes de colores o monocromáticas, sin importar cuál sea tu estilo seguramente alguna vez te has preguntado, ¿debería unirme a la tendencia de cocinas abiertas o me beneficiaría más una cerrada? La respuesta es distinta para cada quien y depende de tu personalidad y de la forma en la que vives tu hogar.

Las cocinas abiertas, también llamadas cocinas americanas, han ganado gran popularidad en los últimos años puesto que permiten que el espacio se vea más amplio y le dan un toque de innovación a tu hogar. Sin embargo, la respuesta sobre si son o no para ti no es tan simple como escoger basado en tus preferencias estéticas, tiene que ver también con un tema de practicidad. Aquí te contamos las ventajas y desventajas de cada caso para que puedas decidir cuál es la ideal para ti.

Desventajas

Comencemos por analizar lo negativo:

–       Los olores: muchos de los olores que nacen en la cocina son fantásticos, el olor a pan recién horneado, una sopa con buena sazón o un jugo de fresas pueden resultar muy agradables e incluso abrir nuestro apetito. No obstante, ¿qué sucede cuando el olor que se ha quedado inmerso en el ambiente es el de un pescado o unas papas con grasa? Es posible que se torne incómodo y que te obligue incluso a trasladarte a otro espacio de la casa. Ahora bien, disminuir la intensidad de los olores es posible, una campana extractora y una limpieza a fondo podrán ayudarte, sin embargo, puede tomar tiempo lograr que el olor se vaya del todo y volverse irritante para ti y los que se encuentren en el espacio.

–       El ruido: la licuadora, la olla a presión, la campana extractora o el sonido de unos platos siendo lavados llegan a ser realmente fuertes y pueden interferir con tu concentración si te encuentras tratando de tener una reunión de amigos en la sala o si has elegido el espacio para trabajar o leer un libro.

–       El desorden: la cocina es un espacio de trabajo, esto implica que sea complicado mantenerla en orden todo el tiempo, tener una cocina abierta supone el compromiso de tenerla lo más ordenada posible y asegurarte de limpiar cada vez que termines de preparar tus alimentos.

Ventajas

Ahora que conoces las desventajas podrás explorar el lado positivo y decidir cuáles razones tienen más peso para ti.

–       Amplitud: una cocina abierta permite la integración de los espacios, lo que era una cocina, comedor o sala pequeña, puede convertirse en un gran lugar unificado que invite al entretenimiento.

–       Mejor luz: menos muros implican más luz, los espacios abiertos dejan entrar la luz natural en todo su esplendor.

–       Cercanía: la cercanía en los espacios da paso a cercanía entre las personas, una cocina abierta te permite socializar con tus invitados o compañeros de vivienda mientras cocinas al eliminar la división entre el cocinero y los invitados.

Esperamos que los anteriores puntos te ayuden a tomar la mejor decisión para tu hogar, recuerda que en Amantes del Hogar Socoda puedes conocer más recomendaciones de diseño para tu cocina. (link al home de blogs)