image

Beneficios de cocinar con niños: ¡inténtalo en casa!

La cocina es uno de los espacios más importantes de la casa, un lugar que divierte y fomenta lazos de unión familiar, donde desde niños pequeños hasta adultos encuentran un lugar para compartir y divertirse.

Nunca es tarde o demasiado pronto para adentrarte al mundo de la cocina y, aunque involucrar a los más pequeños requiere de tiempo, paciencia y muchas horas de limpieza, los beneficios hacen que valga la pena.

Sí aún no te decides por comenzar a introducir a tus niños a la cocina, aquí te contamos algunos beneficios que te convencerán de dar el gran paso:

  1. Fomentarás la creación de hábitos saludables: para nadie es un secreto que cada vez hay más niños y adolescentes sufriendo de enfermedades como diabetes, colesterol o sobrepeso, enfermedades potencialmente mortales que pueden ser prevenidas con la introducción de hábitos saludables en la niñez. Al atraer a tu niño desde pequeño al mundo de la cocina, puedes enseñarlo a usar ingredientes bajos en azúcar y grasas, a cocinar con frutas y verduras y a privilegiar los alimentos saludables.
  1. Le enseñarás sobre trabajo en equipo: al preparar recetas con tu niño fomentas el trabajo en equipo dentro de tu hogar y le enseñas que las tareas son más divertidas cuando tienes a alguien que te ayude.
  1. Le ayudarás a mejorar la motricidad fina y gruesa: este punto es especialmente importante para los más pequeños, con actividades sencillas como amasar los puedes ayudar a trabajarla.
  1. Fortaleces la comunicación: la cocina es un gran espacio para compartir tiempo de calidad con tus hijos, puede ser un lugar para compartir recetas familiares, hablar sobre tradiciones o simplemente tener una conversación sobre tu día.

Alimentas su creatividad: la creatividad debe cultivarse todos los días y qué mejor que permitir que tu hijo experimente con nuevas recetas, podrías descubrir que tienes un gran chef en casa.

  1. Se divertirán sanamente: cocinar puede ser muy divertido, relacionado con el punto anterior, les permite explorar la creatividad y encontrar un hobby saludable que a futuro puede convertirse incluso en una forma de vida.

Socoda, tu aliado en este proceso

Los beneficios de incluir a tus niños en la cocina compensarán cualquier esfuerzo que debas realizar, sin embargo, ten siempre presente que lo primero es la seguridad y que, si no tienes forma de brindar un espacio seguro a tus niños dentro de la cocina, es mejor que te abstengas mientras crecen un poco más o cambias tu cocina.

Para esto, en Socoda contamos con cocinas que garantizan seguridad para grandes y chicos y que están pensadas en volver de esta experiencia algo fascinante. A continuación te compartimos algunas recomendaciones de seguridad básicas que puedes suplir con nuestras cocinas, ya que cuentan con cada uno de los sistemas expuestos:

  1. Tener las perillas fuera del alcance de los niños: el gas es un elemento que requiere de mucha atención en el hogar, contar con las perillas en la parte superior de la cocina permite que estas salgan del alcance de los más pequeños.
  2. Contar con bloqueo de seguridad en las perillas: asegúrate de contar con cocinas que dispongan de un bloqueo que impida la apertura del gas sin llama, evitando de esta forma posibles accidentes.
  3. Disponer de parrillas amplias y seguras: la amplitud de la parrilla tiene dos beneficios importantes, el primero radica en brindar mayor estabilidad a las ollas evitando que se volteen, esto se consigue en Socoda al contar con 8 puntos de apoyo, consiguiendo así mayor estabilidad. El segundo se encuentra en el hecho de que las parrillas amplias permiten mayor libertad de movimiento derivando así en menos accidentes.
  4. Fijar las puertas y perillas: al hacerlo evitas que los niños puedan descolgarlas al agarrarse de ellas.
  5. Contar con una zona de envase en la estufa: de esta forma evitarás quemaduras por líquidos calientes aún en el caso de derramamiento de líquidos.

Esperamos que conocer estos beneficios y medidas de protección te ayude a animarte a probar la cocina con tus niños, recordando siempre que la seguridad es lo primero y que dependiendo de su edad hay distintas actividades a las que los puedes ir introduciendo.